Enquadernació artesanal

Sobre nosotros

Scriptorium ars es la tienda online de productos artesanales elaborados por los monjes del Monasterio de Poblet. Realizan una encuadernación totalmente artesanal y tradicional, aplicando las técnicas ancestrales de encuadernación y siguiendo una larga tradición que se remonta muchos siglos atrás; por eso cada uno de ellos es único. Esta labor se enmarca dentro de una vida de oración, estudio y trabajo.

Decía San Benito que los monjes lo son de verdad cuando viven del trabajo de sus manos. Con él contribuyen al sostenimiento de la casa y de la comunidad, además de ayudar a su desarrollo integral como personas. Para ellos el trabajo es algo sagrado, ya que les permite unirse a Dios participando de su labor creadora.

Nuestros valores

Tradición, artesanía y calidad son los tres valores que caracterizan nuestra labor. En un mundo donde estos han sido sustituidos en muchos casos por otros como la inmediatez o la provisionalidad, Scriptorium ars pretende reivindicarlos y recuperar para ellos el lugar que les corresponde.

El proceso de encuadernación tradicional requiere tiempo y mucha dedicación. Además, en el taller del Monasterio trabajamos siempre con las mejores materias primas del mercado a fin de ofrecer un producto de alta calidad y durabilidad. En nuestro sector, lo habitual es encontrar productos idénticos fabricados en serie. Nosotros, en cambio, ofrecemos un producto único e irrepetible para cada uno de nuestros clientes. La imperfección es un rasgo diferenciador de nuestra labor.

El proceso de encuadernación artesanal

Llevamos a cabo el proceso de encuadernación artesanal de forma totalmente manual. En este intervienen más de 33 operaciones manuales. El tipo de encuadernación que realizamos es cosida, que es de las de mayor calidad y durabilidad. También es cierto que es una de las técnicas más costosas y lentas.

Uno de los procesos en el que ponemos especial atención, es el de la aplicación de distintas capas de pegamento blanco en el lomo, lo que fortalece los cuadernos. El pegamento blanco, a la larga, también les aporta flexibilidad. Cuando los cuadernos son nuevos, resulta un poco difícil abrirlos, pero con el tiempo poco a poco se van flexibilizando.

Algo similar ocurría con los zapatos de piel de antaño, que hasta que se adaptaban al pie podían provocar algunas rozaduras. Sin embargo, con el tiempo eran los que daban mejores resultados y duraban muchos años. Otras técnicas modernas de encuadernación permiten que los cuadernos se abran completamente desde un principio, pero la calidad no es la misma. Nuestros cuadernos, en cambio, están hechos para durar en el tiempo..

¿Cómo lo hacemos?

En la encuadernación de los modelos de lomo y puntas en piel, primer lugar, hacemos los pliegues de los cuadernillos que componen el cuaderno. Deshacemos el libro y limpiamos y saneamos dichos pliegues. Después cortamos y enganchamos las escartivanas (o cartivanas). Estos elementos son unas tiras que se colocan junto a las hojas para que se puedan encuadernar convenientemente. A continuación, serramos el lomo con tres cortes y dos rompefilas. Seguidamente cosemos los cuadernillos y cortamos y enganchamos las guardas. Luego peinamos y enganchamos el cordel y encolamos el lomo.

El siguiente paso consiste en colocar las cabezadas hechas a mano en la cabeza y el pie. Cortamos los cartones para las tapas y también para el lomo. Cortamos también la piel y la enganchamos a las tapas y al lomo. Seguidamente, encolamos las guardas y la tarlatana y aplicamos un fuerte golpe con la prensa. Finalmente, dejamos reposar 24 horas bajo peso y después enganchamos el papel florentino. Hacemos los acabados dorados de forma manual.

Taller de encuadernación del Monasterio de Poblet

El taller de encuadernación del Monasterio de Poblet es uno de los pocos talleres de encuadernación artesanal de España y del mundo donde todavía se realizan libretas artesanales de forma completamente tradicional. En él encontramos herramientas antiguas como las ruedas, que se han utilizado durante siglos para dorar los cuadernos con pan de oro. Estas se siguen empleando hoy en día para los acabados del lomo y de las tapas de los cuadernos artesanales. También disponemos de una prensa de sacar cajos, que utilizamos para serrar el lomo de los cuadernillos, entre otros usos.